04/08/2022 // Archivo

Fecha basada en archivo
04 Ago

Hay algunos WODs de CrossFit que cuentan con un estatus especial por ser considerados una referencia al comparar el rendimiento entre atletas. Estos WODs se llaman benchmarks, hay varios y se utilizan como marcas de referencia para comparar el nivel de cualquier atleta con los demás.

Este es el caso de Fat Amy, un WOD sumamente denso que se debe completar en el menor tiempo posible. Te explicamos en qué consiste.

¿En qué consiste el WOD Fat Amy?

Como decíamos, Fat Amy, al igual que otros como Fran, Filthy fifty o The chief, es un benchmark, un WOD que sirve para comparar el nivel de desempeño entre atletas.

Fat Amy consta de lo siguiente:

50 sentadillas
10 burpees
40 crunches de abdominal (sit-ups)
10 burpees
30 zancadas alternas
10 burpees
20 kettlebell swings (24/16 kilos)
10 burpees
10 metros de bear crawl
10 burpees
20 kettlebell swings (24/16 kilos)
10 burpees
30 zancadas alternas
10 burpees
40 crunches de abdominal (sit-ups)
10 burpees
50 sentadillas

El objetivo es realizar todo lo anterior en el orden propuesto en el menor tiempo posible. Da igual el ritmo, da igual si descansas en mitad de las repeticiones de un ejercicio, pero debemos respetar el orden. Psicológicamente es agotador porque se empieza con un orden decreciente de repeticiones para después volver a un orden creciente. 

Los más principiantes tardarán en torno a 20 minutos en acabar, los más avanzados lo hacen en unos 11-14 minutos. 

Lo bueno de Fat Amy es que debido a la variedad de ejercicios no experimentarás una gran fatiga muscular o al menos en ningún músculo concreto. Lo malo es que empezarás a ventilar muy rápido, tanto que posiblemente te queme respirar. 

Veamos en qué consisten los ejercicios. 

Sentadilla

Los ejercicios que realizamos en Fat Amy son en su inmensa mayoría con el peso corporal. 

Es el caso de la sentadilla. Lo bueno, que no debemos cargar una barra. Lo malo, que debemos hacer 50 con el peso corporal tanto al principio como al final del WOD. 

Recuerda iniciar el movimiento conduciendo las caderas hacia atrás y hacia abajo. 

Burpees

Los burpees son la constante que nos encontramos dentro del WOD puesto que se deben realizar 10 ente un ejercicio y otro. 

Recuerda que un buen burpee estricto consta de cuatro fases:

Palmas al suelo y cuerpo sobre la punta de los pies. 
Flexión de brazos hasta que el pecho toque el suelo. 
Revertimos la posición del paso 1 hasta quedarnos en cuclillas. 
Salto con los brazos por encima de la cabeza. 

Sit ups

Podríamos considerar los sit-ups como los hermanos mayores de los crunches ya que en los primeros debemos incorporarnos completamente desde el suelo y despegar la espalda del mismo. 

Es un ejercicio muy mecánico, simplemente elige un ritmo y mantenlo hasta el final. 

Zancadas

Las zancadas las realizaremos de forma alterna hacia adelante. Procura que al bajar ambas rodillas queden en un ángulo aproximado de unos 90 grados. 

Llegados a este punto del WOD, el final parece que está cerca, pero no te confíes, aún queda. 

Kettlebell swings

El kettlebell swing es el último ejercicio de la secuencia. 

En CrossFit se realiza la versión americana que eleva la kettlebell por encima de la cabeza. 

Se puede cargar menos peso y cada repetición cuesta un poco más de tiempo por el recorrido extra. Puedes descansar cuando quieras pero este no es un buen ejercicio para descansar entre repeticiones ya que se pierde mucho tiempo. 

Bear crawl

El bear crawl solo lo harás una vez y solo durante 10 metros. Quédate con la secuencia de movimientos y simplemente hazlo. 

Te costará un poco hacerlo porque es un ejercicio que involucra a todo tu cuerpo y a estas alturas ya habrás hecho unas cuantas decenas de burpees y varias decenas de repeticiones de diferentes ejercicios. 

En Vitónica | WOD 666, un entrenamiento infernal de CrossFit para entrenar todo el cuerpo

En Vitónica | Qué es el Murph de CrossFit: todo sobre uno de los entrenamientos más exigentes de esta disciplina

Imágenes | iStock

Vídeos | WODwell, CrossFit®, Reebok Training Center, South Landing Fitness


La noticia

Fat Amy, el WOD que hará que te ardan los pulmones

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Ángel Gardachal

.

04 Ago

La avena es uno de los cereales más empleados dentro del mundo fitness porque es muy barato, tiene una gran cantidad de proteínas por cada 100 g de producto, lo que es muy útil para ganar masa muscular y además, gracias a que es un hidrato muy fibroso, sacia muchísimo.

Además, la avena se puede emplear y consumir por personas con diabetes tipo II, obesidad, etc. ya que es un hidrato que no genera un pico de glucosa en sangre.

Uno de los factores más importantes por los cuales las personas que buscan perder grasa corporal no llegan a su objetivo, es por el hambre que se suele pasar, haciendo que se consuman más calorías de las que se necesitan para disminuir el porcentaje graso.

Es cierto que al principio, es normal no pasar hambre, pero a medida que el porcentaje de grasa va disminuyendo, nuestro cerebro va aumentando el estrés por la comida ya que va en contra de la supervivencia. Pero hay un estudio que ha mostrado que la avena puede aumentar mucho la saciedad.

Este estudio realizado por Candida Rebello y colaboradores hicieron una revisión de todos los estudios que concluían una relación entre el hambre y el consumo de avena.

La fibra en general (y sabemos que la avena tiene un gran cantidad de ella) reduce la velocidad o el grado de absorción de nutrientes, que es mediado por la fibra dietética en parte al atrapar físicamente los nutrientes, y aumenta la viscosidad del contenido del intestino, disminuyendo la velocidad del paso de los alimentos consumidos por el tracto intestinal.

Además, los ácidos grasos de cadena corta producidos a partir de la fermentación colónica de carbohidratos no digeribles activan ciertos mecanismos que aumentan todavía más la saciedad.

Lo que observaron los investigadores tras revisar una gran cantidad de estudios es que, sobre todo el beta-glucano, un tipo de fibra que contiene en gran cantidad la avena, reduce mucho la sensación de hambre y el paso intestinal de los alimentos.

Además, observaron que las personas que consumían avena a lo largo del día, informaban tener una menor sensación de hambre y, por tanto, se les hacía más fácil reducir el peso corporal.

En Vitónica | ¿Se puede dormir con la copa menstrual puesta?

En Vitónica | Gran parte de nuestra dieta viene de alimentos ultraprocesados que nos acercan al Alzheimer

Imágenes | iStock


La noticia

La avena es un gran alimento para bajar de peso: lo dice la ciencia

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Guille Andreu

.

04 Ago

Mucho han cambiado las pautas para el ejercicio físico durante el embarazo desde que se recomendaba reposo absoluto o, a lo sumo, caminar. Durante las décadas de 1980 y 1990 comenzaron a verse claros beneficios de la práctica de ejercicio físico en mujeres embarazadas. Desde ahí cada vez existe mayor evidencia científica que desaconseja el reposo (salvo contraindicación médica), y cada vez se puede prescribir el entrenamiento con mejor precisión. Vamos a ver cuáles son las consideraciones del entrenamiento de resistencia para la mujer embarazada.

Recalcamos que son recomendaciones basadas en evidencia científica que deben de tratarse como tal, no como una guía a seguir por cualquier mujer sin supervisión profesional. En el embarazo la mujer pasa a ser una población especial, por lo que necesita un entrenamiento especial que debe llevarse a cabo por un profesional cualificado.

Entrenamiento de resistencia en la mujer embarazada

Muchos tipos de ejercicio, como el entrenamiento de fuerza y de resistencia, pueden ser beneficiosos para una mujer embarazada sana. El ejercicio moderado durante el embarazo ayuda a la mujer a mantener el aumento de peso recomendado en las semanas de gestación.

El ejercicio moderado también afecta beneficiosamente reduciendo la posibilidad de desarrollar diabetes gestacional e hipertensión, y podría tener resultados positivos en el parto, en el peso del bebé al nacer y en las habilidades neuromotoras del neonato.

Los efectos del ejercicio más vigoroso para las mujeres embarazadas son menos claros que los que ya hay para el ejercicio moderado. Eso es un problema para mujeres que son atletas, como Ana Peleteiro, bronce actual en triple santo, y que no pueden permitirse no entrenar durante un año con una cierta intensidad.

Intensidad del entrenamiento de resistencia

El entrenamiento de resistencia implica sesiones de ejercicio de larga duración y de intensidad moderada a alta, como normal general. También encontramos series de una intensidad alta y de corta duración como método a utilizar para desarrollar la capacidad aeróbica.

Las pautas actuales del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés) para mujeres embarazadas son similares a las de la población general: 150 minutos por semana de ejercicio de intensidad moderada.

Esa cantidad de entrenamiento y de intensidad para mujeres atletas se queda muy corta. En esos casos el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos establece:

Las mujeres que habitualmente realizan una actividad aeróbica de intensidad vigorosa o que eran físicamente activas antes del embarazo pueden continuar estas actividades durante el embarazo y el puerperio.

¿Cuánto es suficiente y cuánto es demasiado a la hora de entrenar resistencia?

La prestigiosa revista de Fuerza y Acondicionamiento (Strength and Conditioning Journal) dispone de una revisión en la que establece las consideraciones del entrenamiento de resistencia para la atleta embarazada. En esta publicación se abordan las adaptaciones fisiológicas del embarazo y su relación con el entrenamiento de resistencia.

Ejercicio de alta intensidad sobre el flujo sanguíneo uterino

Todavía existen preocupaciones sobre el bienestar fetal durante el ejercicio extenuante. Una de las principales preocupaciones es que durante el ejercicio físico muy exigente el músculo esquelético puede recibir entre el 80% – 90% del gasto cardíaco.

El flujo sanguíneo al útero no debe verse nunca comprometido, y esa ha sido la principal preocupación sobre el entrenamiento de alta intensidad en embarazadas. Parece que tras varias investigaciones se informó que no hay cambio en el flujo sanguíneo uterino, o sí lo hay pero sin comprometer al feto.

Otra de las líneas investiga el efecto del entrenamiento de alta intensidad sobre la frecuencia cardíaca del bebé durante el embarazo. Cuando la frecuencia es menor de 110 latidos por minuto se asocia con un marcador de sufrimiento fetal.

Recomendación de intensidad máxima en el entrenamiento de resistencia

Cuando las atletas van más allá de una intensidad moderada, especialmente si van por encima del 90% de la frecuencia cardíaca máxima, puede producirse esa bradicardia (disminución de la frecuencia cardiaca fetal) y una mayor resistencia al flujo sanguíneo uterino.

Por debajo de ese 90% de la frecuencia cardiaca máxima el flujo sanguíneo disminuyó sin compromiso fetal, y la frecuencia cardiaca del feto se mantuvo en el rango normal (110 – 160 lpm). Por tanto, no sobrepasar esa línea del 90% de la frecuencia cardiaca máxima parece ser lo más inteligente actualmente, siempre a expensas de cada atleta en particular.

Todos estos datos son extraídos de mujeres embarazas atletas que ya practicaban deportes de resistencia mucho antes de que llegase el embarazo. Una persona sin nivel de resistencia debe obligatoriamente ponerse en manos de un personal certificado si quiere entrenar con cierta intensidad.

El ejercicio físico aumenta la temperatura central

La temperatura central de la madre no debe exceder los 39º C ni aumentar entre 1,5º – 2º desde el valor de temperatura inicial. Es por ello que las mujeres embarazadas deben evitar la exposición prolongada al calor y hacer ejercicio en ambientes termoneutrales, es decir, con una temperatura controlada.

Existen algunas investigaciones que muestran como las mujeres atletas embarazadas tienen una mejor capacidad de disipar el calor, y con ello de evitar alcanzar altas temperaturas centrales. Sin embargo, hay falta de investigación por razones éticas donde se haya expuesto a esta población a situaciones que eleven su temperatura para ver qué ocurre en el feto.

Ravanelli y colaboradores concluyeron que las mujeres embarazadas podían hacer ejercicio durante 35 minutos al 80 – 90% de su frecuencia cardiaca máxima en condiciones cálidas sin superar el umbral seguro de temperatura.

Recomendación para controlar la temperatura central máxima

A mayor intensidad, mayor puede ser la elevación central de temperatura. A ello se suma que la temperatura ambiente sea calurosa, lo que hace que aumenten aún más esos grados centrales. Para evitarlo es importante cumplir con las siguientes tres premisas:

Seguiremos cumpliendo la recomendación de no superar el 90% de la frecuencia cardiaca máxima.
Evitaremos realizar el entrenamiento de resistencia en ambientes calurosos, utilizando las máquinas de los centros de entrenamiento para subsanarlo.
Ingerir agua fría nos ayudará también a controlar el aumento de la temperatura central.

Cambios metabólicos y musculoesqueléticos en el embarazo

La mamá atleta y el bebé comparten combustible

Al igual que cualquier persona necesita glucosa para llevar a cabo las funciones vitales, el feto recibe dicha glucosa de la madre. Una de las razones que se han estudiado para saber si prescribir entrenamiento de resistencia es adecuado o no para las atletas embarazadas, ha sido si la demanda de glucosa que requiere el ejercicio podría disminuir la disponibilidad de glucosa para el feto.

A pesar de la posibilidad teórica pueda relacionar el ejercicio físico de resistencia con una reducción de carbohidratos fetales, la evidencia científica sugiere que el este tipo de ejercicio no afecta negativamente al peso del bebé al nacer.

Además, el ejercicio físico ayuda en el aumento de peso gestacional recomendado y reduce la probabilidad de desarrollar diabetes mellitus gestacional.

Esto no significa que vale cualquier tipo de modalidad ni intensidad de ejercicio de resistencia, ya que debe controlarse muy bien el consumo de carbohidratos de la dieta y el gasto de glucosa durante la sesión. Es por ello por lo que insistimos una vez más, que el ejercicio físico es seguro durante el embarazo, pero debe ser supervisado por un profesional cualificado que tenga en cuenta todas estas variables.

Existen cambios corporales que han de ser tenidos en cuenta

Uno de los cambios corporales que se aprecian fácilmente es el aumento de peso durante la gestación. Con este cambio se modifica el centro de gravedad produciendo una redistribución del peso. También hay un aumento de laxitud articular por la liberación hormonal, que debe ser muy tenida en cuenta a la hora de gestos y movimientos que pueden terminar en lesión.

La modalidad del ejercicio deberá modificarse con una alta probabilidad por su alto impacto, ya que pueden llevar a dolor lumbar y dolor en la cintura pélvica. Sin olvidarnos del sufrimiento de la musculatura pélvica que debe soportar impacto a impacto todo el peso extra.

A medida que avanza el embarazo correr puede ser excesivamente desafiante, siendo adecuado modificar la modalidad de ejercicio. La natación en piscina o el ciclismo estacionario (bicicleta estática) son dos actividades seguras en los tres trimestres del embarazo con las que podemos mantener nuestro nivel atlético hasta prácticamente la totalidad del embarazo.

Aplicación práctica para mujeres atletas embarazadas

El ejercicio físico de fuerza y de resistencia tiene muchos beneficios para la madre embaraza, para la conexión madre-bebé y para el bebé desde el parto a la vida adulta. Sin embargo, ese ejercicio debe ser pautado por un profesional certificado en esta población especial, puesto que hay que tener en cuenta muchas variables generales e individuales.

Si bien el entrenamiento de resistencia a una intensidad media no tiene inconvenientes de forma general, el entrenamiento de alta intensidad debe ser tomado con una mayor cautela. No debemos superar el 90% de la frecuencia cardiaca máxima porque puede generar más inconvenientes que beneficios. Siempre estos valores dependerán del nivel previo de la mujer y del consenso con su entrenador.

Entrenar por debajo de dicha intensidad, según la evidencia científica actual, no genera problemas como bradicardia fetal (bajar de 110 latidos por minuto) ni un aumento excesivo de temperatura central (subir por encima de los 39ºC).

Lo ideal es entrenar en temperaturas que no sean calurosas y beber agua fría para contrarrestar la subida de temperatura central inherente al ejercicio físico. También debe controlarse la dieta ya que la mamá y el feto comparten combustible.

Al realizar ejercicio físico gastamos carbohidratos por lo que es necesario aumentar su consumo en la dieta para que ni a la madre ni al bebé en gestación le falte dicho aporte.

Correr es la modalidad más desafiante para las estructuras corporales de una mujer atleta, especialmente a medida que avanza el embarazo. Sustituir esta actividad llegado el momento por otras como la natación en piscina o el ciclismo en interior será una excelente idea. Todo siempre bajo supervisión de un profesional certificado.

En Vitónica | Entrenamiento con pesas en el embarazo: cómo hacerlo de forma segura, riesgos y beneficios

Imágenes | Unsplash


La noticia

Ejercicio físico de resistencia durante el embarazo: ¿es seguro y recomendable?

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Joaquín Vico

.

04 Ago

La enfermedad de Alzheimer es una patología neurodegenerativa que puede  comenzar muchos años antes de que se manifieste. Sin embargo, un reciente  estudio reveló el síntoma que podría predecir el diagnóstico futuro de demencia.

Reducción del olfato y riesgo de demencia

El estudio publicado recientemente en la revista de la Asociación de Alzheimer, evaluó a más de 500 adultos mayores de forma anual por un máximo de 18 años durante los cuales se evaluó el sentido del olfato así como la función cognitiva, registrándose el diagnóstico clínico de demencia.

Los volúmenes de materia gris también se cuantificaron y se tuvieron en  cuenta factores de riesgo de demencia así como condiciones demográficas.

Los resultados mostraron que una disminución olfativa rápida durante la cognición normal predijo una mayor incidencia de demencia posterior y una reducción de los volúmenes regionales de materia gris.

Por todo esto, un rápido declive olfativo durante períodos de cognición normal podría predecir el diagnóstico posterior de Alzehimer. Esto puede deberse en parte a que determinados cambios en la estructura cerebral pueden ocurrir de forma similar cuando se comienza a gestar la demencia así como también, cuando se reduce el sentido del olfato.

Este hallazgo contribuiría a la detección temprana de la enfermedad de  Alzehimer así como también, a su control mediante un estilo de vida  saludable que retrase o impida el avance de la demencia.

En Vitónica | Tener Alzheimer no sólo dependerá de tus genes, tener estos hábitos también va a influir

Imagen | Pixabay


La noticia

Este es el síntoma que podría predecir el desarrollo de Alzheimer a futuro

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Gabriela Gottau

.

04 Ago

Espartanos, cuál es vuestro oficio: ¡au, au, au! La película «300» marcó un antes y un después en el mito y leyenda de Esparta y sus habitantes. Los abdominales de Leónidas y su ejército llamaron la atención de los practicantes de entrenamiento de fuerza en sus diferentes vertientes, y comenzó a aumentar su popularidad el entrenamiento espartano. ¿En qué consiste este entrenamiento?

Antigua Esparta: la ciudad más entrenada del mundo

Hace 2.500 años en la antigua Esparta los guerreros se preparaban para las batallas con una mezcla de movimientos que aumentaban su fuerza y su agilidad. La palestra era la escuela de lucha donde se forjaban los movimientos que llegado el momento tendrían que mostrar en batalla.

Esparta era conocida por sus salvajes métodos de crianza que incluso llevaban a abandonar a los niños si no eran aptos para el combate. A esa crianza educativa se le conocía como agogé, y se extendía hasta los 30 años en los que un espartano obtenía los derechos como un igual más de su patria.

Leyenda o no, el entrenamiento espartano a trascendido desde aquellos días hasta hoy, tomándose como un entrenamiento de gran intensidad, con pesos libres y movimientos que mejoren nuestra agilidad para cualquier batalla.

Curiosamente CrossFit empezó a popularizarse poco después de la película de «300» y creciendo hasta convertirse en lo que es hoy la marca. Los ejercicios aislados y los descansos amplios se abandonaron para dejar hueco a levantamientos olímpicos, mover grandes cargas y descansar en casa cuando el entrenamiento haya terminado.

El entrenamiento espartano

Gym Jones fue uno de los entrenadores y centros de entrenamiento que pulió esos abdominales de acero que mostraba Leónidas y su ejército. En el vídeo anterior se pueden ver algunos ejercicios que realizaban los actores del largometraje en su puesta a punto.

El entrenamiento espartano no es un entrenamiento al uso, es más bien una filosofía de entrenamiento donde se mezclan todo tipo de materiales que no sean máquinas y se ejecutan a modo de circuito, sin descanso, o con muy poco descanso entre ellos.

CrossFit es un claro ejemplo que podría considerarse como entrenamiento espartano, al igual que las sesiones de entrenamiento funcional intensas. Otras corrientes de entrenamiento como MovNat se basan en movimientos propios del ser humano como desplazamientos y trepa por la naturaleza.

Ejercicios del entrenamiento espartano

Hace 2.500 años los gimnasios diferían bastante de los que podemos encontrar ahora. Se utilizaban bloques de piedra, se cargaba con compañeros, se aprendían muchos tipos de movimientos y desplazamientos para la batalla, etc.

Hoy existen materiales que se adaptan mejor al entrenamiento y con los que podemos realizar ejercicios que engloben a la mayor parte de grupos musculares.

Unas dominadas sí tienen cabida en el entrenamiento espartano, un curl de bíceps no. Trasportar objetos pesados de un lado a otro sí tienen cabida en el entrenamiento espartano, hacer encogimientos abdominales no.

Prepara tu rutina espartana

Como ya hemos mencionado anteriormente, el entrenamiento espartano es un esquema, no un método de entrenamiento en sí mismo. Puedes diseñar cientos de circuitos diferentes para entrenar en casa o en un centro como un box de CrossFit donde puedas llevarlo a cabo.

Escoge diferentes ejercicios que engloben la mayor cantidad de músculos posibles.
Realiza todas las funciones que tiene el cuerpo humano: levanta, tira, empuja, gira, desplázate, transporta, trepa… Todas ellas sin utilizar máquinas.
En función del número de ejercicios selecciona un número de series que pueden ir desde una serie a cuatro.
Ejecuta cada ejercicio y sin descanso pasa al siguiente. De esta forma estaremos entrenando la fuerza, pero también la resistencia propia y necesaria para la batalla.
Cuando termines el circuito descansa brevemente un par de minutos y vuelve a repetirlo el número de series que hayas marcado.

Los ocho movimientos espartanos

El cuerpo humano tiene una serie de movimientos básicos para los que está preparado: tracciones, empujes, saltos, manejo de elementos, transportar peso, lucha, giros y lanzamientos. El entrenamiento espartano bien planificado será el que los englobe a todos.

Entrenamiento 300: un ejemplo de entrenamiento espartano

Para poder visualizar todo lo que hemos comentado en este artículo existe un ejemplo de sesión denominada «300: entrenamiento espartano» que engloba siete ejercicios con diferentes movimientos y que nos puede servir como base para diseñar nuestro propio entrenamiento espartano. ¡Au, au, au!

En Vitónica | Cinco rutinas EMOM para ponerte en forma con este entrenamiento de CrossFit

Imágenes | Unsplash


La noticia

Entrenamiento espartano: en qué consiste y cómo diseñar el tuyo

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Joaquín Vico

.

04 Ago

Dormir en verano y más con esta ola de calor se está volviendo una tarea muy difícil, por lo que muchas personas recurren a los aparatos electrónicos para disminuir la temperatura y poder dormir más a gusto.

Hay algunas personas que usan el aire acondicionado, abren las ventanas o utilizan el comodín de dormir con el ventilador. Aunque dormir con este aparato puede tener sus ventajas, también tiene algunos inconvenientes, que son los que vamos a comentar a continuación.

Ventajas de dormir con ventilador

Temperatura

La temperatura óptima para dormir se encuentra entre los 15 y 20º C. En la gran mayoría de los casos, la temperatura corporal disminuye un poco para dormir. Pero hay veces que no es el caso y las personas no son capaces de regular correctamente la temperatura, afectando a su descanso.

Por tanto, usar el ventilador para reducir la temperatura corporal y la de la propia habitación es una idea perfect para mejorar el descanso y levantarnos con las pilas cargadas.

Ruido blanco

El ruido blanco es un tipo de frecuencia sonora que, al contrario de lo que se pueda pensar en un principio, es beneficiosa para dormir y disminuye la capacidad de otros sonidos de despertarnos.

Probablemente os hayáis despertado alguna noche por algún sonido externo como el de la puerta de un vecino o algo similar, pues parece ser que este ruido blanco nos protege contra estos ruidos repentinos.

Mejora la respiración

El ventilador está moviendo continuamente el aire, haciendo que el frío que es más denso y se queda abajo, suba y nos de una mayor sensación de frescor y nos ayude a conciliar el sueño.

Inconvenientes de dormir con el ventilador

Cuidado con las personas con asma y alergias

El problema de mover el aire, es que también mueve las partículas que hay en el suelo y hace que, si somos alérgicos al polvo o tenemos asma, tengamos más probabilidades de padecer algún ataque relacionado con estos trastornos respiratorios.

Sequedad

Seguramente en alguna ocasión por hacer un uso excesivo del aire acondicionado o ventilador os hayáis despertado con una sensación muy desagradable, que es la de tener la garganta o los ojos con sequedad.

Esto también se debe a un constante flujo de aire, que deshidrata más rápidamente estas partes del cuerpo.

Si lo que queremos es utilizar el ventilador durante toda la noche, lo mejor es colocarlo en una posición en la que no nos dé de manera directa y así evitaremos estos problemas.

En Vitónica | 11 alimentos ideales para comer antes de salir a correr

En Vitónica | Gran parte de nuestra dieta viene de alimentos ultraprocesados que nos acercan al Alzheimer

Imágenes | iStock


La noticia

Dormir con el ventilador encendido tiene más inconvenientes para tu salud de los que pensabas

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Guille Andreu

.

04 Ago

¿Eres de llevar calzoncillo por debajo del bañador cuando vas a la playa o la piscina? Ese es el debate que se generó hace un par de días en Twitter cuando Enfermera Saturada, un gran divulgador sanitario, sacó el tema a la palestra en el que ya hay casi 800 comentarios. ¿Es buena o mala idea utilizar calzoncillo debajo del bañador?

Tenemos que abordar de una vez el tema de llevar calzoncillo debajo del bañador

Enfermera Saturada como usuario de Twitter, Héctor Castiñeira como persona, aborda una gran cantidad de temas sanitarios del día a día en sus redes sociales y diferentes medios de comunicación: radio, televisión y prensa escrita.

Hace unos días lanzaba un tema veraniego: los hombres no deberían llevar calzoncillo debajo del bañador. Muchos usuarios le respondieron que sí los utilizaban porque sin calzoncillos tenían muchas rozaduras o porque la redecilla del bañador le produce roces incómodos.

Hombres de España, tenemos que abordar de una vez el tema de llevar el calzoncillo debajo del bañador. Yo digo NO.

— Enfermera Saturada 🫀 (@EnfrmraSaturada) August 1, 2022

Como se puede observar en su hilo de Twitter este tema se iguala al de tortilla con cebolla o sin cebolla, pero en este caso ser del equipo «calzoncillo debajo del bañador sí» puede producir varios efectos indeseados sobre la salud.

Posibles efectos secundarios de llevar calzoncillo debajo del bañador

– Reduce la calidad del esperma por el aumento de la temperatura escrotal.
– Tarda la vida en secar, así que aumenta el riesgo de infecciones por hongos y bacterias.
– No es cómodo.
– Si entra arena debajo del bóxer, que lo hará, prepárate para las rozaduras.

— Enfermera Saturada 🫀 (@EnfrmraSaturada) August 1, 2022

Cuatro son los posibles efectos que acarrearía llevar calzoncillo debajo del bañador cuando vamos a la playa o la piscina. Uno de ellos es el aumento de la temperatura escrotal al compensar la temperatura externa con la interna, lo que reduce la calidad del esperma que no se lleva bien cuando se eleva dicha temperatura.

Las mujeres saben perfectamente que cuando se sientan durante un tiempo con un biquini mojado aumentan considerablemente el riesgo de una cistitis o infección urinaria, ya que son muchas las que lo han cursado.

Un calzoncillo no está preparado para secarse rápido, por lo que tendremos esa zona húmeda durante todo el día, lo que supone un caldo de cultivo de hongos y bacterias. Además, será incómodo tanto cuando está húmedo como cuando está seco.

Cuando vamos a la playa, sin saber bien cómo, volvemos con arena por todos lados. El bañador es más holgado y eso permite que si entra arena pueda salir. Sin embargo, un calzoncillo no permite liberar esa arena que ha entrado, así que estará ahí hasta que nos lo quitemos.

¿Calzoncillo debajo el bañador sí o no?

Por todas las causas anteriores, evita llevar calzoncillo bajo el bañador. Si lo llevas por los roces puedes impregnarte una crema bálsamo típica que se utiliza en los niños al cambiarle el pañal y o habrá más roces. Héctor, Enfermera Saturada, recomienda Mustela para estos casos.

También es recomendable llevar ropa de recambio por si nos damos un baño a última hora y no se saca el bañador o biquini. De esta forma solucionaremos el problema de estar mojados cuando vayamos a comer o si nos quedamos a ver la puesta de sol en la playa.

En Vitónica | Entrena también en la playa: una rutina de HIIT que puedes hacer en la arena

Imágenes | Unsplash


La noticia

El calzoncillo y la playa no se llevan bien: estas son las causas por las que no debes llevarlo debajo del bañador

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Joaquín Vico

.

04 Ago

Ahora en verano, las actividades acuáticas son las más demandadas y aunque no lo parezca debemos calentar y entrenar para evitar lesiones. Para los deportes como kayak, remo, piragua y más se recomienda hacer un poco de remo y para ello te traemos la mejor solución.

Se trata de la máquina de remo plegable Hammer con hasta 12 resistencias ajustables a cada usuario.

Hammer-Máquina de Remo Plegable y Regulable en Altura Rower Cobra- 4536

Ahora puedes conseguirla rebajada en Amazon por 316,14 euros 389,77 euros. Los remos cruzados simulan la actividad de un bote real y el riel de timón ajustable en tres direcciones para secuencias de entrenamiento aún más intensas con siento confortable con rodamiento de bolas en pista de aluminio. Los mangos antideslizantes en los brazos de remo siempre ofrecen un agarre suficiente incluso cuando están sudados y con una gran tracción

El dispositivo delantero muestra las calorías consumidas, número de remadas, tiempo, distancia, metabolismo y frecuencia cardiaca. Soporta hasta un máximo de 130 kg y al plegarse puede guardarse en cualquier rincón sin ocupar apenas espacio. 

Nota: Algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Vitónica

Imágenes | Amazon

En Vitónica | Cómo montar un gimnasio en casa


La noticia

Esta máquina de remo plegable es perfecta para usarla en cualquier parte de casa y ahora está de rebajas

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Vanesa Soto

.

04 Ago

Las flexiones son uno de los ejercicios clave para trabajar y tener un pectoral grande y fuerte, sobre todo si te lastras. Pero dentro de las flexiones hay muchas variantes que nos pueden hacer trabajar otros músculos o, mejor dicho, involucrar y estimular más músculos además del pectoral.

Entre estas variaciones nos encontramos con una que ha subido Jeff Cavaliere, el CEO de ATHLEAN-X. Jeff Cavaliere es conocido como una gran estrella dentro del mundo fitness, y en esta ocasión ha subido una variante para trabajar el pectoral a la vez que trabajamos el core.

¿Cuáles son las flexiones que propone ATHLEAN-X?

Las flexiones que comenta Jeff Cavaliere tratan de colocar una mano en el suelo y otra en una barra olímpica (en la parte donde se colocan los discos). A partir de esta posición, en la que tu cuerpo debe estar perpendicular a la barra, hay que tratar de, mientras bajamos, flexionar el hombro con el que sujetamos la barra, por lo que esta se desplazará hacia delante y tendremos que apretar nuestro abdomen para no perder la postura.

Cuando subamos, tendremos que extender el hombro para volver a la posición inicial.

Esta variante de flexiones es realmente complicada y, de hecho, él mismo comenta en su post de instagram que para realizar series de esta variante es importante saber hacer 30-40 flexiones normales seguidas.

Por tanto, si eres un atrevido de las flexiones y tienes muchas fuerza en tu pectoral, prueba a quemarlo junto al core con este ejercicio.

En Vitónica | Cafeína y glucosa en sangre: qué relación hay entre ellas

En Vitónica | Cuida tu corazón y salud cardiovascular con este entrenamiento HIIT

Imagen | iStock

Vídeo | Instagram


La noticia

Estas son las flexiones que son capaces de hacer trabajar tus pectorales y abdomen

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Guille Andreu

.

04 Ago

El trabajo de pectorales en mujeres suele ser diferente que en los hombres en el sentido de, o no se le da importancia, o suele reducirse mucho la intensidad. Pero lo cierto es que no tendría que ser así.

Las mujeres también pueden entrenar el pectoral y no es cierto que existan ejercicios de pectoral para hombres y para mujeres. Sencillamente, como con todo, hay que individualizar los gustos de las personas, ya que habrá mujeres que les guste entrenar el pectoral y mujeres a las que no.

Aun así, en este artículo, os dejamos una serie de ejercicios que podéis hacer para entrenar duro el pectoral en el gimnasio.

Press banca

El press de banca con barra es un ejercicio popular para trabajar el pectoral y aumentar la masa muscular y fuerza. Por ejemplo, para las powerlifters, el press de banca es el ejercicio principal para medir la fuerza máxima de la parte superior del cuerpo durante una competición.

Para realizarlo correctamente, realiza una retracción escapular, baja la barra hasta la altura de los pezones y empujando con tu pectoral, brazos y también con los pies (que han de estar en el suelo) subir hasta tener los brazos completamente extendidos.

Press inclinado

El press inclinado se puede realizar tanto con mancuernas como con barra, aunque personalmente, tanto para hombres como mujeres (en este caso), prefiero las mancuernas.

Para realizarlo correctamente, hay que colocar el banco en una inclinación de 30-40º, empujar con las piernas las mancuernas para colocarlas correctamente, y a partir de esa posición empujar con todo, desde con el pectoral hasta con los pies.

Dips

Los fondos en paralelas también son un clásico del entrenamiento de pecho, y es que permiten mejorar de manera muy sencilla en la carga empleada a modo de lastre mientras proporcionan un estímulo muy elevado y muy generalizado de todo el pectoral.

Es otro de los ejercicios que deberían hacer las mujeres y establecer a modo de base cuando entrenen el pecho.

Para llevarlo a cabo correctamente tendrás que tener en cuenta dos puntos importantes; tendrás que inclinarte hacia delante y tendrás que mantener los codos en un ángulo de 45 grados con respecto al torso.

Haciendo esto conseguirás aumentar la implicación del pectoral, reducirás la del tríceps, y reducirás el riesgo de lesión al entrenar.

Flexiones

Las flexiones son un ejercicio que puede llevarse a cabo utilizando únicamente el peso corporal, además de que son muy versátiles y se pueden llevar a cabo de muchas maneras distintas.

Es normal que al principio no se puedan realizar muchas repeticiones porque generalmente las mujeres tienen menos fuerza y masa muscular que los hombres.

Aun así, si veis que os resultan muy fáciles, podéis incluir carga en la espalda. Si colocas algún objeto relativamente pesado sobre la zona media de tu espalda te darás cuenta enseguida de que la intensidad aumenta significativamente, pero recuerda incluir el peso de modo que puedas trabajar con seguridad.

Cruce de poleas

Los cruces en poleas son un ejercicio muy versátil para el trabajo del pectoral dado que permiten trabajar desde distintas alturas y por tanto provocan un estímulo ligeramente distinto sobre las fibras de este músculo.

Este tampoco es un ejercicio especialmente difícil, pero tendrás que considerar que la movilidad del hombro sea buena, ya que es este factor el que marcará tu capacidad para que el rango de movimiento sea amplio.

Contractora

El pec-deck o contractor de pecho es un ejercicio que podemos incluir de manera auxiliar a rangos altos de repeticiones para conseguir un trabajo más complementario del pectoral. No es un ejercicio sobre el que debamos estructurar o basar nuestro entrenamiento.

Si incluyes este ejercicio en tu rutina te recomendamos que lo hagas después de los ejercicios de empuje anteriores. Así te asegurarás de estar progresando en los ejercicios de carácter más global que implican una cantidad más alta de masa muscular y que permiten que la progresión sea mayor.

En Vitónica | Si estás cansado, prueba a consumir estos alimentos que te aportan energía

En Vitónica | Seis ejercicios de calistenia esenciales si quieres aumentar tus brazos y hombros

Imágenes | iStock

Vídeos | Entrena con Sergio Peinado, Powerexplosive, HSNstore.com


La noticia

Los mejores ejercicios para mujeres que quieren trabajar sus pectorales

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Guille Andreu

.

Generated by Feedzy
¿Te echo una mano?