12/09/2022 // Archivo

Fecha basada en archivo
12 Sep

El plátano es una de las frutas presentes en casi todos los fruteros de casa ya que su sabor y facilidad de pelado lo convierten en una excelente opción. Una duda bastante extendida es si comerlo en el desayuno o elegir otra fruta o alimento. Vamos a ver qué dice la literatura científica sobre esta duda y si es una opción saludable como desayuno.

El plátano como desayuno saludable: sí o no

Una de las bases de la alimentación saludable, y de las dietas sanas, es que debemos ingerir un mínimo de fruta y verdura a lo largo del día. Los plátanos son alimentos muy nutritivos por su cantidad de vitaminas y minerales, al igual que suelen serlo las frutas.

El único «pero» por el que se ataca a este alimento es porque para ser una fruta es relativamente alto en carbohidrato y azúcares naturales. Suele relacionarse a los alimentos con estas características como generadores de picos de insulina, con los subsecuentes efectos secundarios.

Sin embargo una fruta como el plátano será de lejos la mejor opción frente a otros alimentos procesados y ultraprocesados que suelen estar presentes en los desayunos. Este tipo de productos industriales sí que crean esos picos insulínicos y aumentan los niveles de azúcar en sangre.

El plátano y las frutas forman parte de un «paquete»

No podemos aislar los hidratos de carbono de una fruta sin tener en cuenta todo lo que demás que lo conforma. La fibra evita que se creen esos picos de insulina y hacen que controlemos mejor el apetito a lo largo de la mañana.

A esa fibra le acompañan minerales como el potasio y vitaminas como la C que son claves para la contracción muscular cuando entrenamos, para protegernos de la inflamación y enfermedades crónicas y para reducir la presión arterial.

Por tanto, si comparamos el plátano con otras opciones como cereales azucarados clásicos del desayuno, siempre será claro vencedor. De aquí han salido debates de gran calado como el que surgió hace años cuando un nutricionista y gran divulgador sentenció que era mejor no desayunar nada en lugar de tomar café con galletas.

Complementa el plátano con otros alimentos para crear un desayuno completo

Al igual que cada día muchas personas suelen desayunar el mismo café con leche y galletas o algún cereal, podemos intercambiar ese desayuno por un plátano al que agregamos algún lácteo, un cereal como la avena, una fuente rica en grasas saludables como los frutos secos o una fuente rica en proteínas como huevos.

Puedes construir tu desayuno preferido con todo lo anterior y el plátano, ya que es una fruta cuyo saber mezcla perfectamente con ellos. Además, ese «paquete» vuelve a ayudarnos a evitar cualquier tipo de pico de insulina y el consecuente bajón a media mañana que pudiese producir.

¿Por qué entonces en algunas circunstancias no se recomienda el plátano como desayuno?

De un tiempo a esta parte se ha demonizado la fructosa, un tipo de azúcar que incluye la fruta, por el hecho de ser eso: azúcar. Pero consumir un plátano u otras frutas no es el problema, el error radica comerse cuatro plátanos o en utilizar la típica macedonia de frutas para desayunar o para cenar.

En primer lugar porque en ese desayuno o cena estamos dejando de lado grupos de alimentos como la verdura y fuentes ricas en proteínas y grasas. Eso nos lleva al segundo lugar en el que estamos construyendo una dieta desequilibrada, abusando de azúcares, aunque sean naturales.

La fruta es el postre de la naturaleza y al igual que con cualquier alimento no debe desbancar a otros alimentos de la dieta. Al escuchar que debemos consumir fruta y verdura no sirve comer un puñado de guisantes y siete piezas de fruta, sino que es la recomendación real es consumir tres porciones de verdura y dos de fruta.

Por tanto, el plátano como desayuno, acompañado de otros alimentos que añadan proteínas y grasas saludables, será una opción excelente sin importar si es algo más rico o menos en azúcares que otras frutas. Lo que sí es un error es abusar de esta fruta o de cualquier otra, porque estamos dejando de ingerir otros alimentos que necesitamos en su lugar.

En Vitónica | Polos de mango, plátano y frambuesa. Receta saludable y sin azúcar añadido para refrescarte en la ola de calor

Imágenes | Unsplash


La noticia

Llevamos décadas discutiendo si el plátano es una opción saludable para el desayuno y los expertos aún no se ponen de acuerdo

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Joaquín Vico

.

12 Sep

En las últimas horas del día, pensar en qué cocinar para resolver ingestas de forma nutritiva, puede ser más complejo de lo que imaginamos. Por eso, dejamos 11 cenas saludables sin cocinado, que puedes hacer en menos de 10 minutos.

Trucos para cuidar la última comida del día

La cena suele ser una de las comidas más maltratadas de todas, pues tras un día agotador pensar en cocinar y comer un plato nutritivo, puede ser  fácilmente desplazado por la idea de acudir a ultraprocesados o platos  preparados fuera de casa.

Por esta razón, proponemos planificar un menú y preveer comidas que podemos elaborar fácilmente en casa con ingredientes que tengamos precocinados, lavados o en conservas, listos para usar así como también, con platos que no requieren mayor esfuerzo en la cocina.

De esta forma, lograremos que nuestras cenas sean sanas y ligeras; y  promuevan el descanso nocturno, ayudándonos a mejorar de esta forma la  calidad de la dieta en general.

Platos sin cocción, rápidos y fáciles para la cena

Si como muchos te sucede que no sabes cómo resolver la cena de forma  saludable y sencilla, dejamos las siguientes recetas sin cocción y que  puedes elaborar en poco tiempo para lograr una comida nocturna  nutritiva, ligera y saciante:

Ensalada de sandía, mozzarella y anchoas
Ensalada mediterránea en vaso
Pita de atún
Crema fría de aguacate y calabacín
Ensalada de garbanzos, aceitunas, tomate y queso
Tosta de rúcula, pera, rebanitos y queso

Ensalada de lechuga con escabeche, piquillos y alcaparras
Tarator o sopa fría de yogur
Ensalada crujiente marroquí
Ensalada de melón refrescante
Ensalada de alubias blancas y tomates variados

Cómo podemos ver, resulta fácil resolver la cena de forma sana y en poco tiempo, acudiendo a platos sin cocción y utilizando entre otras cosas, conservas, vegetales congelados o lavados, así como otros alimentos que podemos disponer en casa, listos para ser consumidos.

En Vitónica | 15 recetas a base de verduras, perfectas para la cena

Imagen | Vitónica


La noticia

11 cenas saludables sin cocinado que puedes hacer en menos de 10 minutos

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Gabriela Gottau

.

12 Sep

¿Cuál es la dieta perfecta para adelgazar? La mejor dieta para perder peso es aquella que somos capaces de integrar en nuestro estilo de vida. Si queremos acortar el tiempo hasta conseguir nuestro objetivo haciendo las cosas lo mejor posible deberemos ajustar la cantidad de proteínas, hidratos de carbono, grasas y calorías. No existen cifras exactas, pero sí umbrales y rangos en los que movernos para hacer las cosas lo mejor posible.

Cantidad de proteína en una dieta para adelgazar

El macronutriente más importante para adelgazar de forma adecuada sin perder masa muscular es la proteína. A la hora de perder peso debemos ingerir menos calorías de las que gastamos, a lo que se denomina déficit calórico o energético.

Cuando nuestro cuerpo recibe menos calorías de las que necesita aumenta el riesgo de degradación proteica, o lo que es lo mismo, de perder masa muscular en el proceso. Para evitarlo es necesario aumentar el consumo de proteínas de la dieta.

En una dieta normocalórica (consumimos las mismas calorías que gastamos) o con superávit energético (consumimos más calorías de las que gastamos) el umbral mínimo de proteínas se sitúa entre 1,4g y 1,6g por kilo de peso corporal por día. Este dato es para personas sin un exceso grande de masa grasa.

Ese umbral mínimo se eleva hasta los 2g por kilo de peso corporal por día en dietas con restricción de calorías. A medida que nuestra masa grasa es menor, esa cantidad de proteína debe aumentarse incluso hasta los 3g por kilo de peso corporal por día si contamos con una buena base de masa muscular.

La proteína es importante también por su poder saciante y termogénico

Además del mantenimiento de la masa muscular, la proteína es un macronutriente vital para sentirnos saciados con la comida y evitar tener hambre. Uno de los principales factores por los que una dieta falla es por la lucha contra el hambre, así que la proteína es fundamental para ello.

El efecto termogénico es la cantidad de calorías que se utilizan del alimento para digerirse. Los proteínas son el macronutriente que más calorías gasta para digerirse, por lo que consumiendo la misma cantidad que otro macronutriente nos supondrá menos calorías.

Cantidad de hidratos de carbono en una dieta para adelgazar

Poco a poco se deshace el mito que señala a los hidratos de carbono como culpables del sobrepeso y la obesidad. Ese mito se debe a que productos industriales como bollería tienen una gran cantidad de hidratos de carbono, pero no es este macronutriente al que hay que señalar, sino a todo lo demás.

Los hidratos de carbono son necesarios en la dieta por dos motivos principales: ayudar a mantener la masa muscular y nos dan energía para entrenar con calidad.

Hidratos de carbono para proteger la masa muscular

La ingesta de hidratos de carbono por debajo de un umbral deja de ser protectora para la masa magra o masa muscular. Según diferentes investigaciones, cuando los hidratos de carbono suponen menos del 32% de la ingesta calórica diaria perdemos esa protección.

Entre 2g y 3g por kilo de peso corporal y día se sitúa el rango mínimo de hidratos de carbono para maximizar la pérdida de grasa, a la vez que protegemos la masa muscular.

Hidratos de carbono para entrenar con calidad

Los hidratos de carbono son el combustible estrella cuando el entrenamiento demanda intensidad. El entrenamiento de fuerza es necesario para mantener la masa muscular, y para este entrenamiento necesitamos energía rápida aportada por los hidratos de carbono.

En función de las demandas de energía diarias que suponga nuestro día a día y el tipo de entrenamiento ejecutado, necesitaremos más o menos hidratos de carbono. Como el umbral protector de masa muscular se sitúa entre 2 y 3g por kilo de peso corporal y día, sabemos que como mínimos deberemos consumir esa cantidad.

Cantidad de grasas en una dieta para adelgazar

Normalmente la cantidad de grasas completan las calorías en la dieta para adelgazar. Eso quiere decir que el valor de este macronutriente dependerá de la cantidad de hidratos de carbono. A mayor cantidad de carbohidratos, menor cantidad de grasas y viceversa.

Lo que sí debemos de tener en cuenta es que existe un umbral mínimo que debemos de superar para que nuestro organismo funcione perfectamente. Las grasas son necesarias para una larga lista de funciones que nuestro organismo debe cumplir en todo momento.

El rango se sitúa entre 0,8g y 1,2g por kilo de peso corporal y día. A partir de este rango, podremos aumentar la cantidad hasta completar el total de calorías de la dieta. ¿Cuántas calorías debe tener nuestra dieta para adelgazar? Vamos a verlo.

Cantidad de calorías en una dieta para adelgazar

En un artículo anterior detallamos cómo diseñar nuestra dieta para aumentar la masa muscular. En este caso se siguen los mismos pasos, pero en lugar de añadir un extra de calorías lo que hacemos es restarle un número determinado a las calorías de mantenimiento.

Por tanto, debemos seguir los mismos pasos que en artículo citado, pero suprimimos el último paso de «extra de calorías para ganar masa muscular» y en su lugar procederemos con las recomendaciones siguientes.

A las calorías de mantenimiento debemos restarle unas 400 – 500 calorías. De esta forma, ese déficit de calorías será solventado con la masa grasa acumulada de forma que vayamos eliminándola. Esa recomendación es genérica y es útil, pero si queremos hilar más fino podemos utilizar nuestro peso corporal como guía.

Cuanta mayor masa grasa acumulada tengamos ese recorte de calorías puede ser mayor, pero si tenemos poca masa grasa debemos evitar restricciones elevadas ya que ponen en riesgo nuestra masa muscular. Será la báscula la que nos va marcando el peso que vamos perdiendo semanalmente.

Porcentaje de peso que podemos perder según nuestra masa grasa

Estos rangos de pérdida de peso son recomendables por dos causas principales: evitan perder masa muscular y nos permiten seguir entrenando con energía. Cuanto más corto sea el déficit calórico, más energía tendremos en los entrenamientos y mejor podremos entrenar.

En sujetos con menos del 10% de masa grasa no debemos superar la pérdida de 0,5% de peso a la semana. Si no sabes la cantidad de masa grasa que tienes, el espejo te lo indica más o menos. Menos del 10% de masa grasa se puede apreciar con abdominales marcados y poca acumulación de grasa en lugares típicos como abdomen y caderas.

Entre un 10%-15% de masa grasa se puede perder entre 0,5% y 1% de peso a la semana. Si superamos el 15% de masa grasa se puede perder algo más de 1% de peso semanal, con un máximo de 1,5% de peso a la semana para proteger la masa muscular.

Organiza la dieta para adelgazar con las recomendaciones anteriores

Llegamos a este punto del artículo sabiendo la cantidad de proteínas, hidratos de carbono, grasas y calorías que necesitamos en nuestra dieta para adelgazar. Ahora falta cuadrar todo ello en un menú diario y semanal que nos ofrezca esas recomendaciones y con tiempo y paciencia lograremos perder masa grasa y mantener la masa muscular.

En Vitónica | “Cada vez me cuesta más perder grasa abdominal”: estos son los motivos que te están impidiendo ver resultados

Imágenes | Unsplash, iStock


La noticia

La dieta para adelgazar perfecta: esta es la cantidad de proteínas, hidratos de carbono y grasas que necesitas

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Joaquín Vico

.

12 Sep

En muchas etapas de nuestra vida nos vemos con menos tiempo para entrenar. Si tenemos en cuenta diferentes acciones podemos mitigar la pérdida de fuerza y masa muscular en esos periodos en los que el tiempo juega en nuestra contra. En apenas unos días ya comienza el desentrenamiento y será más acusado a medida que el tiempo pasa y no ponemos remedio. Vamos a ver cuándo comienza esa pérdida de cualidades, cuánto tiempo tardan en recuperarse y cómo hacer para reducir al mínimo los efectos del desentrenamiento.

¿Cuánto tiempo tardamos en perder fuerza, potencia y masa muscular?

Cada año tiene momentos en los que disponemos de más o menos tiempo para entrenar, ya sea por motivos laborales o personales. Lo ideal, como veremos más adelante, es sacar tiempo para realizar un par de sesiones a la semana, pero si el cese es total pueden producirse efectos de desentrenamiento.

Pérdidas de fuerza máxima y potencia

La fuerza máxima es una cualidad que tarda varias semanas en verse afectada de manera severa. Un metanálisis de gran calidad realizado hace unos años observó que entre los días ocho y 14 después de haber dejado de entrenar aún se mantenía casi intacta, pero que a partir del día 28 caía de forma muy pronunciada.

En adultos mayores la pérdida era mayor y ocurría antes ya que en esta población se acelera la sarcopenia (pérdida de masa muscular) y la dinapenia (pérdida de fuerza).

La potencia es otra de las manifestaciones de la fuerza que comienza a perderse después de un tiempo sin entrenamiento. La pérdida de la potencia va de mano de la fuerza, pero tarda más en perderse.

Podemos ver como después de 28 días de desentrenamiento somos capaces de mover menos peso en la sentadilla, pero si medimos un salto vertical apenas habrá descendido. Por lo tanto, la potencia también se ve reducida después de esos días sin entrenar, pero tarda más en caer de forma drástica.

Vuelven a producirse diferencias respecto con adultos mayores que a las dos semanas de desentrenamiento puede ver mermada de forma significativa su potencia. Este dato es tremendamente importante ya que la pérdida de potencia en esta población puede desencadenar en caídas y fracturas.

Pérdida de masa muscular

La pérdida de masa muscular es otro de los efectos del desentrenamiento que puede apreciarse a simple vista. Son varios estudios los que han medido que ocurre después de una etapa de desentrenamiento en la masa muscular y han observado como después de un tiempo considerable han perdido prácticamente todas las ganancias.

Esto no ocurre en tiempos cortos de tiempo, sino que hablamos de varios meses sin entrenamiento. Dejar de entrenar durante una semana o 10 días no solo no afecta de forma negativa a nuestra masa muscular, sino que es una buena estrategia para la hipertrofia muscular.

En una investigación dividieron la intervención en 14 semanas. La mitad de ellas era para entrenar y la otra mitad para ver qué ocurría con el desentrenamiento. En siete semanas los sujetos perdieron las ganancias que habían logrado en las siete semanas anteriores de entrenamiento.

Está claro que se pierde masa muscular si dejamos de entrenar, pero no se sabe cuándo comienza a ser pronunciada esa pérdida. Aunque a la primera semana al dejar de entrenar podemos encontrar nuestra musculatura «más plana», no quiere decir que hayamos perdido masa muscular, sino que hay ciertos elementos que dan esa forma llena al músculo no están, pero se recuperan después de uno o dos entrenamientos.

Si tenemos que dar una cifra acorde a la literatura científica sería similar a la de pérdida de fuerza: unos 28 días. Un mes parece la barrera que no hemos de superar sin entrenar para evitar una caída drástica de fuerza, potencia y de masa muscular.

Un par de entrenamientos a la semana pueden evitar el desentrenamiento

Una lesión que nos impide entrenar

Hay casos como una lesión donde tenemos que dejar de entrenar de forma forzosa, al menos ciertos grupos musculares. En estos casos, si hay una inmovilización la pérdida puede ser mucho más rápida que las cifras detalladas anteriormente.

Para mitigar las pérdidas, aunque se producirán en mayor o menor medida, debemos cuidar la alimentación y utilizar estrategias de entrenamiento como «el efecto cruzado». Debemos evitar un déficit energético ya que eso favorece la pérdida de masa muscular.

En su lugar nuestra dieta será de tantas calorías como necesitemos para mantenernos, dentro de las cuáles introduciremos al menos 1,6g de proteína por kilo de peso corporal. De esta forma prevenimos algo esa pérdida de masa muscular.

El efecto cruzado se refiere a que al entrenar una extremidad el efecto se produce en ambas extremidades, al menos en parte. Si tenemos la lesión en una pierna y entrenamos fuerza en la otra podemos mitigar la pérdida de fuerza por desentrenamiento.

Podemos entrenar, pero tenemos menos tiempo

En periodos de una mayor carga laboral o de cambios a nivel familiar puede ser inviable seguir entrenando la cantidad de horas que lo hacíamos con mayor tiempo libre.

En estas situaciones la ciencia está de nuestra parte y con un volumen reducido de entrenamiento podemos mantener las ganancias que hemos adquirido hasta ese momento. Progresar será más complicado, pero al menos evitamos perder lo ganado.

Hace un tiempo detallamos qué hacer en estas circunstancias. Si dispones de poco tiempo, esta es la dosis mínima de entrenamiento para mantener tu fuerza y resistencia durante meses. En este artículo que con apenas un par de sesiones semanales con dos o tres series por grupo muscular es suficiente para evitar los efectos del desentrenamiento.

Memoria muscular: nuestro aliado para recuperar la fuerza y masa muscular

La buena noticia es que se tarda bastante menos tiempo en recuperar lo perdido que lo que tardamos en ganarlo por primera vez. La memoria muscular se refiere a elementos como los mionúcleos que se crean con el entrenamiento y permanecen ahí con el desentrenamiento.

A medida que entrenamos se acumulan más mionúcleos en las fibras musculares. Esos elementos, además de otros, hacen posible que cuando retomamos el entrenamiento después de un tiempo sin entrenar sea más fácil y rápido recuperar lo que hemos perdido.

No se puede establecer cuánto de más rápido es el proceso de recuperación, pero sí se puede afirmar que existe. De hecho, si has estado un tiempo sin entrenar habrás notado ganancias rápidas al volver al gimnasio. El tiempo dependerá del nivel de entrenamiento previo y de la cantidad de tiempo sin entrenar.

Aplicación práctica para mitigar los efectos del desentrenamiento

En muchos momentos de nuestra vida pasamos por etapas en las que tenemos que dejar de entrenar, ya sea por una lesión o por cualquier circunstancia. En el caso de no poder entrenar de ninguna manera disponemos de unos 28 días de margen antes de que el desentrenamiento nos haga perder nuestra ganancias.

Esas cuatro semanas pueden coincidir con unas vacaciones, con exámenes finales, etc. Lo ideal, tanto si se va alargar más tiempo, como si van a ser solamente esas cuatro semanas, es que saquemos tiempo para un par de sesiones semanales.

Con muy poco volumen y una intensidad adecuada podemos evitar perder fuerza, potencia y masa muscular dentro de esos 28 días o en varios meses. Por tanto, si te vas de vacaciones un par de semanas o tres no te preocupes en exceso por las posibles pérdidas.

Si vas a estar más tiempo sin poder entrenar bien, acude un par de días al gimnasio y así, aunque no vas a tener ganancias significativas, podrás evitar perder todo lo que has ganado hasta entonces. En el caso que no sea factible, siempre quedará la buena noticia de la memoria muscular que nos ayudará a recuperar lo perdido.

En Vitónica | Esto es lo que pasa con tu masa muscular si dejas de entrenar dos semanas

Imágenes | Unsplash


La noticia

Este es el tiempo máximo que puedes estar sin entrenar para no perder fuerza ni masa muscular

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Joaquín Vico

.

12 Sep

Los probióticos son microorganismos vivos que, al ingerirse en concentraciones suficientes, pueden ejercer beneficios para la salud del huésped. Esta definición de probióticos fue derivada en 2001 por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Lo cierto es que la demanda de alimentos que contienen probióticos se está expandiendo a nivel mundial debido a la continua evidencia de investigación que indica sus beneficios potenciales para la salud de los consumidores.

Se ha informado que las especies pertenecientes a los géneros Lactobacillus y Bifidobacterium son las cepas bacterianas probióticas beneficiosas. Las especies representativas incluyen L. acidophilus , L. casei , L. plantarum , B. lactis, B. longum y B. bifidum.

Criterios de probióticos

Hay una serie de criterios que deben cumplirse durante la selección de una cepa bacteriana probiótica en cuestiones de seguridad. Las cepas de los géneros Lactobacillus y Bifidobacterium generalmente se consideran seguras.

También se han investigado miembros de otros géneros como Bacillus licheniformis para su uso como probióticos. Sin embargo, no debe concluirse que todos los miembros que pertenecen al género Bacillus pueden usarse como probióticos. Esto se debe a que existen algunas cepas del género Bacillus que están asociadas a enfermedades como Bacillus cereus, que puede causar enfermedades transmitidas por los alimentos.

Finalmente, el número de células viables de los probióticos en un producto debe ser de al menos 10^6 CFU/mL en la fecha de vencimiento para afirmar que es saludable y funcional.

Qué beneficios aporta tomar probióticos

Se ha observado muchos beneficios de consumir probióticos, y a continuación vamos a comentar los más importantes.

Reduce el colesterol

Se ha sugerido que los probióticos tienen efectos hipocolesterolémicos a través de numerosos mecanismos, como la mayor excreción del colesterol o la unión del colesterol a la superficie celular, lo que permite que no circule por la sangre (estudio).

Mejora del sistema intestinal

Hay muchas enfermedades, como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn, que se han relacionado con la predisposición genética microbiana y el entorno del intestino. Las bacterias del aparato digestivo pueden cambiar el equilibrio del nivel de moléculas proinflamatorias y antiinflamatorias del intestino, que se convierte en el factor predisponente para los trastornos intestinales.

Los organismos probióticos son cada vez más conocidos por su capacidad para prevenir y/o tratar trastornos intestinales y mejorar el sistema inmunitario. Aunque los tratamientos con probióticos mejoran la gravedad de las enfermedades al disminuir la inflamación, no tratan la causa primaria, por lo que es importante hacer siempre caso al médico que esté llevando vuestro tratamiento (estudio).

Mejora la salud de la piel

Se ha observado que los probióticos tienen beneficios para la salud de la piel. Algunos estudios han concluido que los probióticos podrían mejorar el eccema atópico, la cicatrización de heridas y ayudar al rejuvenecimiento de la piel (estudio).

Además, parece ser que los compuestos bacterianos pueden provocar ciertas respuestas inmunitarias y mejorar las funciones de barrera de la piel. Sin embargo, los mecanismos exactos siguen sin estar claros y todavía queda mucha investigación sobre cómo afectan los probióticos a la salud de nuestra piel.

Disminuye los problemas bucales

Dentro de los distintos problemas de salud bucal, nos encontramos con las caries, que se caracterizan por la desmineralización ácida del esmalte dental. En el caso de querer prevenir la caries dental, los probióticos deben adherirse a las superficies dentales e inhibir las especies que producen las caries como los estreptococos mutans y los lactobacilos. Los probióticos que se incorporan a un producto lácteo como el queso podrían neutralizar el ácido de la boca y prevenir la desmineralización del esmalte (estudio).

Por otro lado, hay otros patógenos como Orphyromonas gingivalis, Treponema denticola y Tannerella forsythia que causan daño tisular. En un estudio (estudio) encontraron que después de dos semanas de ingerir chicles que contenían L. reuteri, la cavidad oral de los pacientes con gingivitis moderada a severa había sido colonizada por la cepa y se observó una reducción significativa del índice de placa.

Finalmente, la halitosis, un olor desagradable de la cavidad oral que se debe a los compuestos volátiles de azufre que son producidos por las bacterias que degradan las proteínas de los alimentos, parece que podría disminuir gracias al uso de probióticos (estudio).

Por tanto, podemos decir que un consumo adecuado de probióticos puede sin duda mejorar nuestra salud, aunque está claro que no debe ser la base de ella.

En Vitónica | Todo sobre la acrilamida: qué es y cómo reducir la presencia de este tóxico en tus patatas fritas, pan y café

En Vitónica | 13 postres y dulces sanos y sabrosos sin azúcar agregado, y sin edulcorantes

Imágenes | iStock


La noticia

Así es cómo afectan los probióticos a tu salud si los consumes diariamente

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Guille Andreu

.

12 Sep

Los superalimentos están de moda y si bien son alternativas concentradas  en nutrientes de calidad, es importante aclarar que no hacen falta superalimentos en nuestra dieta. Te mostramos cuál es el alimento que se  encuentra al alcance de todos y puede ayudarte contra la hinchazón y la retención de líquidos.

Más popular y accesible, pero igualmente útil

Muchos son los alimentos con propiedades extraordinarias que hoy se consideran superalimentos y que por supuesto, pueden beneficiar la salud del organismo. Sin embargo, también encontramos alternativas al alcance de todos que en el marco de una dieta equilibrada y junto a otros hábitos de vida sana, pueden resultar muy positivos para nuestro cuerpo.

Así, mostramos un ejemplo de un alimento muy popular y accesible que  probablemente has estado ingiriendo desde hace años, que resulta  igualmente útil contra la hinchazón y la retención de líquidos que otras  alternativas mucho más costosas innovadoras.

Este es el caso del agua, que si se consume en adecuadas cantidades resulta  clave para controlar la hinchazón de vientre y la retención de líquidos y  también, puede contribuir a la hidratación del organismo ayudando entre  otras cosas, a un adecuado rendimiento físico y cognitivo así como al control del peso corporal.

Beber suficiente agua cada día y escoger esta opción como bebida habitual resulta clave para beneficiar la salud, sin necesidad de acudir a  superalimentos costosos de difícil acceso y en ocasiones complejos de  incorporar a nuestra dieta diaria.

Claramente no hacen falta superalimentos para cuidar la salud sino que muchas opciones como el agua, se encuentran al alcance de todos y pueden  ayudarnos a proteger el organismo; alejandonos entre otras cosas de la  hinchazón de vientre y la retención de líquidos.

En Vitónica | Dónde puedes encontrar los nutrientes de los «súperalimentos» de forma más barata

Imagen | Unsplash


La noticia

No hacen falta superalimentos: este es el alimento que se encuentra al alcance de todos y que puede ayudarte contra la hinchazón y la retención de líquidos

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Gabriela Gottau

.

12 Sep

Una de las ventajas que está dejando la sequía es que deja al descubierto monumentos nunca vistos ideales ara visitar en una ruta ciclista. Para ello, es necesario una bicicleta que soporte todas tus aventuras y hemos encontrado un modelo que cumple con las expectativas.

Se trata del modelo Helliot Bikes Bangkok que es apta tanto por montaña como por ciudad gracias a sus cubiertas Kenda mixtas que la hacen más adaptable a cualquier terreno.

Bicicleta urbana Helliot Bikes Bangkok, 26 pulgadas unisex

Ahora puedes conseguirla en Decathlon a un precio de 329 euros 449 euros. Cuenta con algunas características como 21 velocidades intercambiables,  horquilla de 80 cm de recorrido de suspensión, frenos de disco mecánicos, sillín acolchado regulable y pedales de resina con detalles reflectantes. 

Es un diseño exclusivo por lo que no hay muchas unidades y sigue un diseño futurista de llantas de aleación de magnesio de 26″. Para mayor seguridad de uso, tiene una posibilidad de bloqueo en caso de accidente según en el tipo de pista en el que se encuentre. 

Nota: Algunos de los enlaces de este artículo son afiliados y pueden reportar un beneficio a Vitónica

Imágenes |Decathlon y Unsplash

En Vitónica | Este es el mejor alimento que puedes ingerir cuando haces entrenamiento largos en bici


La noticia

La bicicleta para montaña y ciudad de Decathlon, ahora con una gran rebaja

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Vanesa Soto

.

12 Sep

La anemia es una reducción en la hemoglobina (una proteína que transporta  oxígeno), el hematocrito (concentración de glóbulos rojos) y/o el recuento de glóbulos rojos. Los pacientes con anemia suelen presentar síntomas vagos como letargo, debilidad y cansancio.

La anemia grave puede presentarse con síncope, dificultad para respirar y reducción de la tolerancia al ejercicio. La anemia es una enfermedad extremadamente común que afecta hasta a un tercio de la población mundial. En muchos casos, es leve y asintomático y no requiere tratamiento.

Aun así, en otras ocasiones sí requiere de tratamiento médico que, normalmente, suele ser mediante suplementos de hierro (si la anemia es ferropénica, que es la más frecuente). Aun así, mediante la alimentación, es posible recuperar los niveles de hierro. A continuación os contamos cómo.

Introduce alimentos ricos en hierro

La carne o pescado es una buena fuente de hierro porque también contiene el pigmento rojo hemoglobina. El hierro que se encuentra en la hemoglobina es fácilmente absorbido por nuestro cuerpo, por lo que consumir alimentos de origen animal puede ser una buena opción. Entre los alimentos con más hierro nos encontramos con:

Hígado de cerdo (24 mg/100 g)
Quinoa (14 mg/100 g)
Bivalvos (6-7 mg/100 g)
Ternera (5 mg/100 g)
Pescados azules (4 mg/100 g)

Combina alimentos vegetales con vitamina C

El hierro se puede dividir entre el hierro hemo y el no hemo, el cual, este último, se encuentra en los alimentos vegetales y es muy poco biodisponible. Pero ocurre que la vitamina C tiene la capacidad de convertir el hierro no hemo en hemo para así, aumentar su biodisponibilidad.

Por tanto, incluir alimentos como champiñones, espinacas, garbanzos, etc., con un chorrito de zumo de limón (por poner un ejemplo) es perfecto para mejorar su disponibilidad.

No entrenes cerca de ingestas altas en hierro

Es muy importante no ingerir alimentos altos en hierro alrededor del entrenamiento porque la capacidad que tiene el sistema digestivo de absorber este nutriente es reducido. Por tanto, si quieres maximizar la disponibilidad del hierro, mantente alejado 2 o 3 horas de tu entrenamiento de fuerza o aeróbico.

Cuidado con el té y el café

Estas dos bebidas, aunque también el chocolate (más concretamente el cacao), tiene unos nutrientes que se llaman taninos que, pese a que tienen efectos positivos sobre el organismo, disminuye la absorción del hierro. Por ello, prueba a eliminar la ingesta de estos alimentos para que el hierro pueda ser absorbido por tu tracto intestinal

En Vitonica | Cinco imprescindibles si quieres empezar a correr que hemos visto en Decathlon

En Vitonica | Cómo planificar un entrenamiento en altura según la zona en la que vivas

Imágenes | iStock


La noticia

Si sufres anemia, estos son los alimentos que más te van a ayudar

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Guille Andreu

.

Generated by Feedzy
¿Te echo una mano?