20/11/2022 // Archivo

Fecha basada en archivo
20 Nov

El 19 de noviembre se celebró en Béjar la COPA IFBB INVITACIONAL 2022 abierta a todas las territoriales FEFF siendo los resultados los siguientes. Se entregaron por primera vez en un campeonato español diplomas y medallas oficiales de la IFBB Internacional. GAMES CLASSIC 1º. Aarón Ojeda García – Madrid 2º- Iñaki Ceniceros – La Rioja CLASSIC BODYBUILDING 1º. Yenski JavierLeer más… Leer más

20 Nov

Las frituras forman parte de la gastronomía tradicional española, es así que muchos postres y platos dulces también incluyen este método de cocción que aconsejamos evitar en la mesa habitual. Por eso, dejamos siete recetas de postres y platos dulces en freidora de aire que permiten ahorrar muchas calorías y ayudarnos a mejorar la calidad de nuestra dieta.

Postres fritos más sanos y nutritivos

Además de cuidar la calidad de los ingredientes que elegimos para nuestros  postres, de manera de evitar los azúcares libres y añadidos, es recomendable escoger métodos de cocción que permitan conservar  nutrientes de calidad sin agregar calorías.

En este sentido, para las preparaciones fritas podemos acudir a una freidora de aire o sin aceite que gracias a la circulación de aire caliente permite lograr platos crujientes sin promover la pérdida de nutrientes solubles en grasas y sin sumar grasas ni calorías en demasía.

Los mejores postres para cocinar en freidora de aire

Reemplazando la fritura tradicional de los siguientes postres podemos lograr  preparaciones dulces más saciantes, menos adictivas y nutritivas  utilizando una freidora de aire:

Buñuelos de manzana en los cuales recomendamos reducir o evitar el azúcar así como sustituir la harina de trigo refinada por una opción  integral.
Churros sin gluten con los cuales podemos ahorrar muchas grasas y calorías utilizando freidora sin aceite para su cocción.

Pisang goreng o plátano dulce frito indonesio que puede resultar un postre ligero y nutritivo si evitamos la tradicional fritura del mismo.
Fresas fritas en las cuales además de reemplazar la fritura por una cocción en freidora de aire, aconsejamos sustituir la harina de repostería por una opción integral y evitar la escasa proporción  de azúcar de la receta.
Chulas de calabaza o calacú en las cuales podemos reemplazar el azúcar por dátiles o edulcorantes y lograr un dulce ideal para esta temporada.

Tarta de queso en la cual recomendamos sustituir las galletas tipo Digestive de la base por avena o harina integral así como también, evitar el uso de leche condensada y en su reemplazo acudir a un queso fresco batido con edulcorante para reducir considerablemente los azúcares libres y añadidos.
Buñuelos de calabaza que podemos mejorar considerablemente no solo evitando la fritura sino también, acudiendo a una harina integral en reemplazo de una opción refinada.

Estas son siete recetas de postres que podemos elaborar en freidora de aire para lograr preparaciones mucho más sanas y ligeras sustituyendo la fritura.

En Vitónica | Patatas fritas, alitas de pollo y otras recetas con las que puedes ahorrar grasas y calorías, usando freidora sin aceite

Imagen | DAP


La noticia

Siete recetas de postres que puedes realizar en freidora de aire, para ahorrar muchas grasas y calorías

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Gabriela Gottau

.

20 Nov

Dentro de los modelos de periodización tradicionales, las semanas de descarga son un concepto muy presente. No obstante suelen programarse desde una perspectiva errónea de base:

Se pautan con antelación cada cierto tiempo, es decir, cada 8 semanas de entrenamiento, por ejemplo.
Anticipan reducciones fijas en el volumen e intensidad del entrenamiento, es decir, asumen por defecto que va a haber una reducción de por ejemplo el 50% del volumen de trabajo habitual.

Hay que incluir semanas de descarga o pivot, como también se conocen, en el entrenamiento, pero no de forma anticipada, sino cuando el deportista las necesita. Además, como veremos en este artículo, cada persona puede necesitar unas dosis individuales de estímulo para disipar fatiga por un lado pero también para mantener nuestro estado de forma por el otro.

Dicho esto, las semanas de descarga o pivot se incluyen cuándo y dónde hacen falta en base a la respuesta individual que hace el deportista al entrenar. Puede ser alguien bajo nuestro mando o nosotros mismos.

Dicho todo esto, en este artículo te explicamos las razones que justifican incluir una semana de descarga en la programación de tu entrenamiento.

Reducir la fatiga que hemos acumulado

Esta es probablemente la principal razón en la que todo entrenador estaría de acuerdo y estaría pensando a la hora de hablar de semanas de descarga. El hecho de entrenar provoca fatiga y aunque el tiempo que pasa entre una sesión de entrenamiento y otra nos ayuda a estar en disposición para realizar un nuevo entrenamiento, lo cierto es que conforme pasan las semanas vamos generando cierta deuda.

No solo debemos recuperar nuestros músculos sino también articulaciones, tendones, sistema nervioso y adrenal. Por ello, cuando el rendimiento empieza a bajar progresivamente o empezamos a experimentar molestias articulares, es un buen momento para incluir una semana de descarga.

Cada persona debe descubrir cuales son las reducciones apropiadas de volumen e intensidad que necesita para mantener su estado de forma. Hay que alejarse de reducciones estipuladas a las que todo el mundo puede acogerse. Al final, hay que tener en cuenta que disipar la fatiga es importante, pero mantener el estado de forma que habíamos conseguido, también.

Resetear nuestra tolerancia al estímulo

Esta es la segunda razón, la cual me parece angular. La literatura científica nos dice que cuando nos exponemos de forma sistemática a un estímulo, en cierto momento dejamos de responder a él, o al menos dejamos de hacerlo en la misma magnitud que lo hacíamos al principio.

Este fenómeno se conoce como repeated bout effect y cada persona se verá afectada por él en un momento u otro. De esta manera, hay personas que tardan más o personas que tardan menos pero la media está entre 6 y 8 semanas.

Así pues, una semana de descarga es un momento genial para hacer cosas que no solíamos hacer durante el último bloque de entrenamiento. Es ideal incluir variantes de los ejercicios que veníamos haciendo así como diferentes protocolos de series y repeticiones.

Ser deportistas más versátiles y completos

Disminuir la carga de trabajo y resensibilizarnos al estímulo son dos objetivos que tienen que ver directamente con lo que veníamos haciendo y con lo que estamos a punto de empezar a hacer. No obstante, las semanas de descarga también pueden y deben aprovecharse para entrenar aspectos que no solemos entrenar.

En este sentido nos referimos a incluir ejercicios unilaterales, de core, estiramientos, movilidad, cardio o en general actividades, ejercicios y movimientos que no solemos practicar nunca ya sea porque no los necesitamos de forma directa en nuestro entrenamiento habitual o porque no tenemos tiempo para practicarlos.

Esto nos puede ayudar a trabajar puntos débiles, otros sistemas energéticos y en definitiva a ser más completos como deportistas y disfrutar de una condición física de 360 grados.

En Vitónica | Todo lo que necesitas saber sobre el fallo muscular y cómo hacer que sea tu mejor aliado en los entrenamientos con pesas

En Vitónica | Así puedes saber el número adecuado de repeticiones que deberías hacer para progresar en tus entrenos con pesas

Imágenes | iStock


La noticia

Las tres razones para incluir una semana de descarga en tu entrenamiento

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Ángel Gardachal

.

Generated by Feedzy
Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
¿Te echo una mano?