Entrena en el gimnasio como si no hubiera gravedad: las máquinas que utilizan los astronautas para trabajar la fuerza en el espacio

19/03/2023 / General

¿Alguna vez te has preguntado cómo entrenan fuerza los astronautas si tienen gravedad cero? Cuando vamos hacia el gimnasio nuestros cuerpo no se despega del suelo por la atracción de la gravedad hacia el centro de la Tierra. Agarramos unos discos y unas mancuernas, que pesan por esa misma atracción, pero ¿cómo podríamos entrenar si dicha gravedad y atracción no existe? Los dispositivos de volante de inercia surgieron para solucionar este problema, y se utilizan tanto en los viajes espaciales como en los gimnasios. Vamos a ver en qué consisten y por qué son tan interesantes.

Volante de inercia: qué es y para qué se utiliza

Los dispositivos Flywheel se concibieron originalmente para ayudar al mantenimiento de la masa muscular de los viajeros espaciales expuestos a entornos sin gravedad. Cuando una persona no se ejercita, como por ejemplo hospitalizado en una cama, se pierde gran parte de masa muscular, fuerza y salud.

Por eso era necesario que los astronautas pudieran ejercitarse en las largas travesías espaciales, evitando así los efectos secundarios que la gravedad cero acarrearía en su salud. Esos volantes de inercia se utilizan también como método de entrenamiento en algunos gimnasios para mejorar el rendimiento deportivo, tanto para la práctica deportiva como para la salud.

Si te gusta el fútbol, puede que te suene Adama Traoré y su imponente físico. Él mismo afirmaba que “no hacía pesas”, y en parte es cierto, pero sí que entrena con este tipo de dispositivos. A lo que él se refería es que no hace unos curl de bíceps con mancuernas o unos jalones al pecho en polea.

Adama Traoré: “No hago pesas porque mi genética hace que gane mucho músculo. Hago trabajo para estar en las mejores condiciones” https://t.co/852b7f1eW8 pic.twitter.com/1VIykaLaUt

— MARCA (@marca) October 8, 2020

En este vídeo podemos verlo “destrozando” una polea cónica, que es uno de los diferentes aparatos que basan su carga en la inercia. Por lo tanto, sí lleva razón y “no hace pesas”, otra cosa es que no entrene la fuerza con otros dispositivos y métodos.

¿Qué es un volante de inercia (flywheel)?

Los dispositivos de volante de inercia utilizan discos con diferentes pesos, o algunas pesas adheridas a un eje de giro. Cuando nosotros desenrollamos el cable que hace que esa carga gire (fase concéntrica) el dispositivo almacena energía en función de la velocidad que le hayamos dado al desenrollar el cable, así como la carga que tenga.

Cuando termina nuestro rango de movimiento, el cable se rebobina y vuelve a enrollarse en el dispositivo (fase excéntrica). Aquí es donde sucede la magia y el ejercicio se pone interesante. Debido a la energía acumulada al desenrollarlo, tendremos que controlar la fase excéntrica que es cuando la máquina nos devuelve esa energía que le hemos dado.

Esa es la característica que hace a los volantes de inercia unos dispositivos tan interesantes: su fase excéntrica. Cuando nosotros levantamos cargas, la fase excéntrica está limitada por la carga utilizada en la fase concéntrica. En este caso, tendremos mucha más carga en la fase excéntrica, lo que es tremendamente eficaz para mejorar la fuerza, el rendimiento y prevenir lesiones.

¿Qué hace que estos dispositivos sean tan interesantes?

Los métodos de volante han demostrado ser muy exitosos en la mejora de la fuerza y ​​el rendimiento físico. Además, el entrenamiento con Flywheel ha producido mejoras en el salto, el sprint y la capacidad de cambios de dirección, tres cualidades indispensables en el deporte.

Las personas que realizan entrenamiento con volantes de inercia con un objetivo de salud, también han mejorado sus capacidades físicas. Vital relevancia tienen las mejoras que este material produce en las poblaciones con riesgo de caídas y con debilidad muscular, es decir, las personas mayores.

En esta población, hacer uso de estos dispositivos, siempre bajo supervisión de un profesional especializado, logra reducir el riesgo de caídas, con los efectos positivos que eso produce.

Si son tan interesantes, ¿por qué no se ven en los gimnasios comerciales?

Actualmente hay algunas prescripciones y protocolos para utilizar las máquinas isoinerciales. Sin embargo, es necesario que un entrenador esté pendiente de la ejecución del usuario porque un mal uso de estas máquinas puede ser altamente lesivo.

Si nos excedemos en la carga, o no estamos adaptados y realizamos movimientos a gran velocidad, la máquina nos devolverá una gran fuerza que puede llevar a lesión. Eso no ocurre en personas adaptadas o que entrenan bajo supervisión profesional.

En los gimnasios comerciales, salvo los entrenadores personales, no hay una supervisión continua individualizada porque no es posible ni viable. Sin embargo, si asistes a un gimnasio de alto rendimiento, verás que casi todas sus máquinas se basan en discos de inercia. Por supuesto, el factor precio también influye a la hora de escoger entre una máquina de placas o un sistema inercial.

Ejercicios a modo de ejemplo para ver cómo se entrena con volantes de inercia

Hay tantos ejercicios como quieras hacer con los volantes de inercia, incluso existen máquinas con estos mecanismos ya insertados. Como podrás ver en los vídeos siguientes, un sistema inercial no es más que una base donde se introduce un disco más o menos pesado. A mayor peso del disco, más inercia que tendremos que frenar.

Estos sistemas vienen con un chaleco que es donde se ancla la cuerda que será la que se enrolla y desenrolla del eje de ese disco que hace de carga. Por lo tanto, puedes hacer cualquier ejercicio que se te ocurra, eso sí, cuidado con las cargas y las progresiones.

Puedes hacer un curl de bíceps, por ejemplo, y tantos otros ejercicios típicos del gimnasio. El problema es que debe hacerse de forma muy progresiva, tanto en la carga, como en la velocidad de ejecución. Imagina que puede ocurrir si lo primero que haces es un curl de bíceps en esta máquina, con una carga elevada y mucha velocidad…

Sentadillas, zancadas y otros movimientos con sistema inercial

El tren inferior es la parte corporal más interesante a trabajar en el volante de inercia, ya que permite gran aceleración y desaceleración, aspecto que en otros movimientos del tren superior no son tan efectivos. Puedes realizar sentadillas, zancadas, pesos muertos, hip thrust, etc. Solamente hay que situar nuestro cuerpo en línea con el volante de inercia.

Curl leg en máquina con volante de inercia

Como puedes comprobar en este ejercicio, la única diferencia con las máquinas tradicionales y las inerciales es el tipo de carga. En las máquinas tradicionales movemos unas placas contra la gravedad, mientras que las máquinas inerciales utilizan la carga acumulada al girar. Recuerda que estas máquinas se desarrollaron para entrenar con gravedad cero.

Poco a poco van surgiendo más máquinas, como esta de flexión de rodilla sentado, en la que también entrenamos nuestros isquiotibiales, pero sentados en lugar de tumbados.

Press de banca con sistema inercial

El tren superior también se puede entrenar con el volante de inercia. En este ejemplo se está realizando un press de banca, pero de igual forma podemos hacer un pess militar, un remo o cualquier otro ejercicios que quieras hacer.

Ejercicios a modo de ejemplo para ver cómo se entrena con una polea cónica

Un sistema con el mismo funcionamiento que el volante de inercia anterior, es la polea cónica. Esta polea consiste en un cilindro cónico sobre el que se va enrollando y desenrollando la cuerda. La carga utilizada dependerá de las pesillas que le agregues al disco que gira: a más pesillas, más inercia.

Las poleas cónicas nos permiten realizar todo tipo de movimientos, y transportarlas al campo si queremos entrenar con ellas ahí. Cualquier ejercicio que se te ocurra, podrás hacero con esta polea. Simplemente tendrás que ajustar la altura, la carga y la velocidad.

La lista de ejercicios con estos sistemas inerciales es tan larga como tu mente llegue a imaginar. Se pueden realizar desde los ejercicios básicos del gimnasio, hasta movimientos explosivos y funcionales exactamente igual a los que necesitamos en nuestro deporte o día a día.

Desplazamientos contra resistencia

Versapulley es un modelo de polea cónica que ha dejado su huella hasta el punto que muchos entrenadores llaman versapulley a todas las poleas. Es lo mismo que ocurre con Kleenex y la forma en que muchos llaman a los pañuelos desechables. En el vídeo se puede ver una muestra de lo mucho que estos dispositivos permiten a la hora de entrenar.

Remos de todo tipo

Este ejemplo lo utilizamos para exponer que esta polea cónica no es más que una polea normal, con la diferencia que la carga no son placas que se desplazan arriba y abajo, sino una cuerda que se enrolla y desenrolla de un eje de giro. Este remo a una mano es otro de tantos movimientos que podemos hacer.

Rotaciones y trabajo funcional de todo tipo

Las poleas cónicas nos dan libertad total de movimiento. Se utiliza mucho para ejercicios rotacionales, que son vitales en la mayoría de deportes y también en la salud. Nuestra espalda está protegida por multífidos, que se entrenan con la rotación en ejercicios similares a los de los vídeos.

Bíceps y cualquier ejercicio

El último ejemplo es el que muchos atletas suele hacer en primer lugar cuando ven una polea cónica: el curl de bíceps. Estos sistemas son más interesantes para trabajar movimientos diferentes, pero también pueden aprovecharse si queremos ganar masa muscular, ya que la parte excéntrica es fundamental en ese objetivo, y las poleas cónicas, así como los volantes de inercia, se centran en esta fase.

En Vitónica | Entrena como un superhéroe con este programa avanzado que desafía tu fuerza y potencia

Imágenes | OriginalFlywheel (Wikimedia Commons)


La noticia

Entrena en el gimnasio como si no hubiera gravedad: las máquinas que utilizan los astronautas para trabajar la fuerza en el espacio

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Joaquín Vico

.

Deja un comentario

*Campos requeridos Por favor, valida los campos

*

*

Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
¿Te echo una mano?