Reducir el colesterol de forma natural es posible: estas frutas y plantas te pueden ayudar

20/10/2022 / General

El colesterol es necesario, pero su exceso aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares como los infartos. Los alimentos que ingerimos pueden favorecer o perjudicar los niveles de colesterol denominados «bueno» y «malo». Alimentos naturales como las plantas, donde se incluyen frutas, verduras, legumbres y los productos que recolectamos de la naturaleza, son excelentes para controlar el colesterol de forma natural.

Colesterol sí, en las cantidades adecuadas

Nuestro cuerpo necesita colesterol para realizar muchas de sus funciones, ya que forma las membranas de las células de nuestros órganos o sintetiza hormonas, entre otras labores. Nosotros mismos somos capaces de producir todo el colesterol que necesitamos.

Un exceso de colesterol en sangre puede crear placas que se adhieren a las paredes de los vasos sanguíneos, lo que se conoce como arterioesclerosis. Esta acumulación de colesterol es la que hace que se estrechen, o incluso bloqueen, los vasos sanguíneos dando lugar a enfermedades cardiovasculares.

Alteraciones cardiovasculares como la hipertensión, o accidentes cardiacos o cerebrales pueden deberse a ese estrechamiento de los vasos sanguíneos, que en un momento pueden hacer que se despegue esa placa de colesterol de la pared y se mueva hasta obstruir corazón o cerebro. El resultado es un infarto o un ictus.

Por lo tanto, el colesterol en sangre es un valor que debemos controlar y tener en cuenta para disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular. Los hábitos alimentarios son protagonistas de dicho control, así como la actividad física y otros hábitos como fumar.

Dieta alta en plantas para un mejor perfil de colesterol

Una dieta basada en plantas, como las dietas vegetarianas, o mejor aún las veganas, se asocian con niveles más bajos de lípidos en plasma. Eso nos lleva a pensar que estos alimentos son capaces de controlar y disminuir los niveles de colesterol en sangre, lo que reduce el riesgo de enfermedades cardíacas u otras afecciones crónicas.

Cuando se habla de una dieta basada en plantas se incluyen muchos alimentos más allá de las verduras, que es lo que en primera instancia se puede pensar. Cereales como la avena; legumbres como los frijoles, guisantes o lentejas; variedad de fruta; frutos secos, semillas y diferentes tipos de especias forman la combinación perfecta.

¿Por qué algunos alimentos nos ayudan a controlar y reducir el colesterol?

Uno de los denominadores comunes de los alimentos que pueden ayudar a controlar y reducir el colesterol es su alta cantidad en fibra soluble. Este tipo de fibra retarda la absorción de colesterol y reduce la cantidad de colesterol que produce el hígado.

Los fitoesteroles y fitoestanoles son unas sustancias vegetales que tienen una estructura parecida al colesterol y compiten por su absorción. Eso ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre. Es menos protagonista que la fibra soluble, pero también tiene cierto efecto.

Sin profundizar en las características del colesterol, simplemente debemos distinguir entre dos tipos principales de colesterol. El colesterol LDL, conocido como «malo», es el que aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular cuando está presente en niveles elevados.

El colesterol HDL, conocido como «bueno» ayuda a eliminar el colesterol «malo» de las arterias. Por esta razón, no debemos fijarnos en el colesterol total, sino en evaluar que nuestro HDL es elevado y nuestro LDL es bajo.

Los polifenoles y las grasas insaturadas presentes en ciertos alimentos ayudan a mejorar ese perfil lipídico, es decir, disminuyen el colesterol LDL y aumentan el HDL. Todas las sustancias anteriores en su conjunto son las causantes de reducir el colesterol, y con ello, disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular.

Alimentos interesantes para reducir el colesterol

Verduras: el súper grupo de alimentos saludable, y la fruta que no falte

La alcachofa es una de las plantas que está presente en la mayoría de listas de alimentos recomendados, e incluso tiene su propia dieta: la dieta de la alcachofa. Tanto el corazón de alcachofa cocido, como sus hojas, tienen el potencial de reducir el colesterol «malo».

Este vegetal, además de muchos otros, cuentan con la mayoría de componentes citados en el apartado anterior que son útiles para reducir el colesterol. El aguacate, esa fruta que se trata como verdura, también es una buena elección por su grasa de calidad.

Las frutas entran en juego también para lograr nuestro objetivo, siendo algunas de las más interesantes la manzana y la pera. Una recomendación es consumirlas con piel, una vez lavada, para aprovechar mejor sus componentes.

De los cítricos podemos resaltar la naranja y la mandarina, pero debemos tener cuidado con el pomelo si tomas estatinas para controlar el colesterol, ya que podría interactuar. Como puedes leer, las verduras y las frutas son siempre una elección acertada para mejorar nuestra salud.

Cereales y legumbres ricas en fibra soluble

La avena especialmente, y otros cereales como la cebada, son muy ricos en fibra soluble. Este tipo de fibra es vital para controlar los niveles de colesterol así que la avena no puede faltar en nuestra dieta. Las legumbres son otro de los grupos de alimentos ricos en fibra soluble.

También contienen polifenoles, que son otro de los componentes clave a la hora de reducir el colesterol. De las legumbres destacan los frijoles, las lentejas y los guisantes, tanto por su cantidad de fibra soluble, como por otras sustancias que también serán nuestras aliadas frente a un colesterol «malo» elevado.

Grasas insaturadas

Existen dos tipos principales de grasas que diferencian a las grasas saturadas de las insaturadas. En otro apartado hablaremos de las grasas trans que deben ser evitadas a toda costa. Las grasas saturadas son las que suelen recomendarse evitar a la hora de cuidar de nuestro colesterol, pero es un eterno debate.

Alimentos como la leche o el huevo son excelentes alimentos que contienen grasa saturada. Con la carne roja ocurre lo mismo, aunque se trata de alimentos diferentes. Si tienes hipercolesterolemia (exceso de colesterol) o problemas cardiacos puede que sea interesante alejarte de ellos.

Si tienes una buena salud, la leche entera y los huevos de calidad son opciones ideales para introducir en tu dieta. El debate sigue sobre la mesa y es por ello por lo que algunas organizaciones proponen como máximo cuatro huevos a la semana, mientras que otras explican que puedes desayunar huevos cada mañana.

De lo que no cabe duda es que el aceite de oliva virgen extra (AOVE), los frutos secos (nueces, almendras…) y las semillas (lino, chía, sésamo) son alimentos muy interesantes para reducir el colesterol por su cantidad de grasa insaturada.

Otras plantas y especias

Otras opciones con las que podemos complementar nuestras comidas son algunas infusiones o especias que cuentan con sustancias activas para reducir el colesterol. La cúrcuma y el jengibre para aderezas la comida y el té verde como postre.

El problema de estas plantas, y de otras como la albahaca o el diente de león, es que las investigaciones que las recomiendan utilizan extractos de las mismas. Al extraer el componente activo principal nos permite consumir grandes cantidades que no están realmente en la planta cuando la consumimos de forma natural.

En cualquier caso, todo suma, y si añadimos alguna de estas especias a un salteado de verdura tendremos un combo perfecto para reducir el colesterol. Como has podido leer, existen alimentos que nos ayudan frente al colesterol «malo», pero no son más que alimentos naturales y saludables. Por lo tanto, una dieta saludable evita que se dispare el colesterol, y lo reduce si está elevado.

Alimentos a evitar

Por otro lado, tenemos los alimentos que debemos evitar, tanto por el colesterol como por la salud en general. Los alimentos ultraprocesados son ricos en grasas trans, además de azúcares refinados. Estos alimentos son la peor opción dietética si queremos reducir el colesterol.

Dichas grasas trans, las grasas de peor calidad con diferencia, se encuentran también en la margarina, que surgió por el miedo a las grasas, pero que tiempo después se ha visto que la grasa no es problema, sino el alimento que contiene esa grasa.

Alimentos como la carne procesada (salchichas, hamburguesas, etc.) también deben excluirse totalmente de nuestra mesa. La carne roja es otro de los tipos de alimentos que deben evitarse, o limitarse, en la medida de lo posible. En su lugar es preferible consumir pescado de calidad.

En Vitónica | Cinco motivos por los que puedes tener el colesterol alto, más allá de tu alimentación

Imágenes | iStock, Unsplash


La noticia

Reducir el colesterol de forma natural es posible: estas frutas y plantas te pueden ayudar

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Joaquín Vico

.

Deja un comentario

*Campos requeridos Por favor, valida los campos

*

*

Generated by Feedzy
¿Te echo una mano?