Estos son los cuatro mejores quemagrasas que tienes en casa y que están avalados por la ciencia para adelgazar

14/10/2022 / General

Los quemagrasas se venden como compuestos naturales o artificiales que de forma mágica nos ayudan a adelgazar. ¿Son realmente útiles, o mejor nos ahorramos ese dinero para otro producto? Vamos a extraer las conclusiones más importantes de la literatura científica sobre esta pregunta.

¿Qué son los quemadores de grasa o quemagrasas?

Los suplementos quemadores de grasa son compuestos naturales o artificiales que buscan aumentar la tasa metabólica en reposo o aumentar el uso de las grasas como combustible. En algunos casos se comercializan como bloqueadores de absorción de grasas o carbohidratos, o como supresores del apetito.

Su función principal es elevar la presión arterial y la frecuencia cardiaca para conducir a la pérdida de peso con el tiempo. Esta circunstancia es peligrosa para personas con problemas cardiovasculares como hipertensión, por lo que en caso de tener alguna patología o tomar medicamentos pregunta siempre primero a tu médico.

Este tipo de productos para adelgazar son un gran negocio para las compañías que los fabrican y distribuyen. Como toda empresa, buscan ganar dinero, más allá de su utilidad o si pueden tener algún tipo de efecto secundario.

Componentes quemagrasas y/o supresores del apetito

Los componentes que incluyen suelen ser una mezcla de vitaminas, minerales, fibra, cafeína, hierbas y otras plantas. Principalmente contienen cafeína y/o extracto de té verde, ya que son los dos estimulantes con mayor número de estudios que prueban que pueden aumentar el metabolismo basal y suprimir el apetito.

Otras sustancias como la L-carnitina también son utilizados como quemagrasas, pero como todos los demás, la literatura científica no la reconoce como un suplemento de alto nivel de evidencia.

La fibra soluble es otro tipo de producto que se utiliza para controlar el apetito y evitar la absorción rápida de los alimentos. Se comercializa de forma aislada o dentro de un paquete con otras sustancias con las de párrafos anteriores.

Quemagrasas a evitar

A partir de ahí podemos encontrar sustancias más peligrosas como la yohimbina, que se prohibió en Europa por sus efectos adversos. Algunos de ellos son: dolor de cabeza, ansiedad, aumento de la presión arterial e insuficiencia renal.

La efedrina hubo un tiempo en el que se utilizó como quemador de grasa, pero ahora está prohibida por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) porque puede producir presión arterial alta, cambios de humor e incluso ataques cardíacos.

¿Son seguros los productos quemagrasas?

Los suplementos para quemar grasa no están aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA). Utilizar productos naturales como café, té verde u otras hierbas no tiene por qué ser inseguro, excepto que nos pasemos con la dosis.

Un detalle muy importante a tener en cuenta es que los ingredientes de un producto quemador de grasa puede interferir con otros medicamentos que estés tomando. Si se produce una mezcla inadecuada puede acarrear problemas serios de salud.

Por tanto, evita un suplemento o una crema con una larga lista de ingredientes que no sabes muy bien qué son. En su lugar, utiliza los quemagrasas que describimos en el apartado siguiente. Dichas sustancias son seguras y están científicamente contrastadas.

¿Funcionan los quemagrasas?

Los productos como suplementos o cremas quemadoras de grasa no cuentan con un nivel de evidencia suficiente que avale su efectividad, aunque podrían ayudar de alguna forma a aumentar el metabolismo, oxidar más grasa y suprimir el apetito. Sin embargo, nada de ello sirve sin un correcto déficit energético y un buen entrenamiento.

Por tanto, lo que realmente nos va a ayudar a quemar grasa y adelgazar es consumir menos energía de la que gastamos. Si no seguimos una dieta adecuada, por muchos productos quemagrasas que ingiramos, no tendremos resultado.

En lugar de hacernos con un suplemento o crema para quemar grasa o adelgazar, es preferible utilizar sustancias que tienen contrastada su utilidad a nivel científico. A continuación te mostramos las únicas opciones que son interesantes para utilizar como quemagrasas.

Cafeína

La cafeína, en dosis adecuadas que no sean muy elevadas, puede ayudarnos a aumentar el metabolismo ligeramente. Eso significa que si gastamos mil calorías en un día que pasamos tumbados en la cama sin movernos, al tomarnos algunos cafés podríamos gastar alguna caloría más, pero no muchas más.

El café, sin azúcar ni edulcorantes, contiene numerosos antioxidantes que tienen beneficios para la salud. Por tanto, podemos hacer uso de esta bebida, o en su forma de suplemento, en nuestro día a día, ya que además de con la salud, podría ayudarnos ligeramente a quemar grasa.

Un aspecto a destacar, y que no debemos confundir, es que el café nos ayuda a quemar más grasa durante el ejercicio físico. Sin embargo, en el conjunto de las 24 horas del día nuestro sistema hará uso de hidratos de carbono en otro momento para equiparar el gasto energético.

Lo importante no es si durante el ejercicio físico oxidamos más o menos grasa, lo vital es que en el cómputo de las 24 horas del día generemos un déficit energético que hará que su utilice esa grasa acumulada como energía. Ese es el verdadero quemador de grasa: comer menos energía de la que gastamos.

Extracto de té verde

El té verde es prácticamente idéntico al café en sus propiedades saludables, estimulantes y quemadoras de grasa. Consumir dosis adecuadas de té verde en forma de infusión o de suplemento podrían aumentar el metabolismo basal y ayudarnos ligeramente a gastar más calorías.

Proteína en polvo

Además de quemar la grasa, el objetivo de estos productos es el de suprimir el apetito. El consumo elevado de proteínas en la dieta, no solamente aumenta el metabolismo, sino que reduce la estimulación de la grelina, que es la hormona del hambre.

La proteína podemos obtenerla de alimentos ricos en este macronutriente o en suplementos como la proteína en polvo. Ambos casos nos ayudarán a adelgazar, mientras mantenemos la mayor cantidad de masa muscular posible.

Fibra soluble

Al igual que la proteína, la fibra soluble ayuda a suprimir hormonas del apetito como la grelina. Si comemos menos será más fácil generar ese déficit energético y perder grasa. Podemos encontrar este tipo de fibra en alimentos como avena, frutas y verduras, además de en suplementos de fibra soluble.

¿Cuál es el mejor quemador de grasa para adelgazar?

El primer paso es seguir una dieta en la que ingiramos menos calorías de las que gastamos. Sin este paso, no tendremos ningún resultado por mucho dinero en suplementos quemagrasas que gastemos.

El segundo paso es alejarnos de los suplementos y cremas quemadoras de grasa que contienen una larga lista de ingredientes. Como hemos visto, la cafeína, el té verde, la proteína y la fibra soluble son los cuatro mejores quemagrasas que puedes adquirir.

De hecho, no es necesario que inviertas dinero en productos quemagrasas porque puedes tomar café o té verde en tu día a día, y acompañarlo de comidas ricas en proteína y fibra soluble. Esta mezcla de alimentos, junto con el déficit energético son el mejor quemador de grasa para adelgazar.

En Vitónica | Todas las propiedades y beneficios del té verde: ¿de verdad ayuda a perder peso?

Imágenes | Unsplash


La noticia

Estos son los cuatro mejores quemagrasas que tienes en casa y que están avalados por la ciencia para adelgazar

fue publicada originalmente en

Vitónica

por
Joaquín Vico

.

Deja un comentario

*Campos requeridos Por favor, valida los campos

*

*

Generated by Feedzy
Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo
0
¿Te echo una mano?